El área medioambiental de A Peneda, en Monterroso, idílico rincón pensado para la tranquilidad y disfrute del entorno.
Dirección: A Peneda, Monterroso, España

A Peneda

Monterroso, municipio situado en el centro geográfico del territorio gallego, su nombre se asocia a la sonada “Feira de Santos”, el día primero de noviembre, cuya celebración se remonta a 1450; a “Feira do Queixo”, para la exaltación de los de la comarca de A Ulloa; al mercado de Santa Lucía, de productos agrícolas y ganado caballar, a las ferias mensuales o a las pujas anuales de vacuno frisón. De su pujanza económica de todos los tiempos es testigo su rico patrimonio artístico con más de veinte iglesias románicas de los siglos XII y XIII, abundantes cruceiros como el de Lameiros con inscripción de la Pasión de Cristo, los de Fente, Frameán o San Breixo, influencia del paso del Camino de Santiago por estas tierras, y de la cantidad de pazos y casas señoriales diseminadas por toda su geografía con blasones de las familias nobles más importantes de Galicia como los Ulloa, Salgado, Noguerol y Andrade. Uno de ellos, en la propia capitalidad es el de A Laxe, con sobria fachada, portada adintelada y patio de honor con arcones, pergaminos y antiguas armas que sirven de antesala a una gran escalinata de piedra. Edificado por Alonso de Gundín en 1520, y con heráldica de los Salgado y Gundín, dispone de una torre cuadrangular, tres plantas y capilla del románico tardío con puerta adovelada y arco de medio punto, luciendo en el interior un pendón de tela con bordado del escudo.

Pero estando en Monterroso se hace imprescindible una visita al complejo de A Peneda. Reconfortante área natural sobre el río Ulla, sus aguas remansadas invitan a un refrigerante y placentero baño, o a un hidromasaje en alguno de sus chorros, mientras observamos a nuestro alrededor, cascadas, puentes de madera y figuras alusivas a la pesca talladas en granito. El camping municipal o las mesas de piedra distribuidas por toda el área, son parte de los servicios de los que dispone para una apacible jornada de ocio. Desde allí podemos iniciar una caminata a pie por la ruta Pena do Corvo. Circuito cómodo por la ribera del río entre abedules y frondosa vegetación, con lugares sugerentes como la Fuente do Pincho, Peneliñas, el robledal de Pedreira o el Puente das Quendas.

Por proximidad nos acercaremos a visitar la iglesia románica de Bidouredo, de mediados del XII, o los restos de la torre pazo de los marqueses de Castelar, donde Cabanillas sitúa su poema “A Noite de Castelar”.

Y además… en la ruta:

– Iglesia románica de Esporíz; de Novelúa; el Pazo de Podente; la Torre de Penas…

– Museo parroquial en la casa parroquial, de arte y etnografía popular con 560 piezas de artesanía, orfebrería religiosa y numismática.

– Ruta “O Muiño do Alemán”; rutas del Camino Francés de Peregrinación; visita a empresa de tratamiento de castañas…

– Curiosidades y supersticiones: En fuente de Santa Eufemia (Seteiglesias) se introduce la camisa del enfermo en el agua y se adivina la dolencia y su desarrollo; Casa do Carneiro, en Ligonde, donde cualquier acusado o perseguido por la justicia que lograra entrar, conseguía la libertad…

Fuente: