Embalse de Vilasouto... Diversidad paisajística, botánica, etnográfica y monumental definen las tierras del municipio de O Incio, en cuyo epicentro se encuentra el lago del embalse de Vilasouto.
Dirección: Vilarreguenga, O Incio

Once siglos atrás, las aguas del río Mao discurrieron tintas en sangre cuando las tropas de Alfonso II, en encarnizada batalla, asaltaron el inexpugnable castillo de Castro de O Viso y dieron muerte al traidor caudillo árabe Mahamud pasando a cuchillo al resto de los moros que no lograron huir. Pasaje histórico ligado al municipio de O Incio, frondoso vergel natural constreñido entre las sierras montañosas orientales y fértiles valles regados por los ríos Antigua, Cabe, Mao y Noceda, solar propicio para las leyendas como la de las bellas moras que, gráciles y desnudas, danzaban e hipnotizaban a los mozos de Vilarxuán; el viejo y el tesoro de Hospital; el diablo y “o mallo” sobre el Pazo de Dompiñor; el prodigioso salto del burro entre la Peña de San Mamede y la de Coruxo con el Santo varón Mamed a sus lomos, o el hecho cierto del asentamiento de las reliquias del Varón Apostólico San Eufrasio, uno de los siete conversos de Santiago, en O Val do Mao, por la terquedad del borriquillo que portaba sus restos a no moverse de aquel lugar.

Tierra de extraordinaria belleza paisajística, cualquiera de sus perspectivas presenta “soutos” de castaños, robles, chopos, bidueiros, salgueiros, brezos y xestas. Con innumerables vestigios prehistóricos como la necrópolis del monte de Santa Mariña, considerado el yacimiento arqueológico más importante de Galicia, con 45 túmulos del Neolítico; A Pedra de San Mamede, en Trascastro, con 10 cazoletas y dos grabados; la Pena Escrita, el Agro do Pepe, el Penedo de Ferradura; 13 castros como el de Rendar, con triple foso y donde se descubrieron hachas de talón y torques de oro; el de Bardaos, Goó, el elíptico de Igresario o la necrópolis galaico romana de Santa Cristina.

Y en el epicentro, el embalse de Vilasouto, lago artificial creado en 1966 con el caudal del río Mao para cubrir las necesidades hídricas del Val do Lemos. Con capacidad para 21 Hm , tiene una red principal de canales de distribución de 78,5 kms. y una red de acequias de 147.000 m. Este “mar” de agua encajonado entre el monte Agudo y Pena Furada, rodeado de frondosas arboledas y donde se permite el baño y la pesca, ha sido el lugar elegido para el asentamiento de diferentes locales de hostelería, fomentándose la práctica del senderismo por la ruta que lo circunda. Si la iniciamos en Vilarreguenga, desde la Casa do Cabazo salvaremos un arroyo por pasarela de madera, área de descanso a la altura del hotel Hermida Rural y de nuevo otro puente sobre el cauce de O Porto. Sigue una senda enmarcada por bosque de especies autóctonas, un área recreativa y luego una cabaña de madera a modo de mirador habilitado como observatorio de aves y paisaje. Desde la presa nos dirigimos al pueblo de Vilasouto, y sorteando el campo de la fiesta, otra área recreativa y magnífica carballeira llegaremos a la iglesia románica de San Mamede (s.XII) después de un recorrido de unos 3,5 kms.

De su riquísimo y abundante patrimonio nos acercamos, inexcusablemente, al conjunto monumental de San Pedro Fiz de Hospital de O Incio. Sobresaliente obra románica del último cuarto del XII, el blasón del tímpano la adscribe a los caballeros sanjuanistas de Malta. De planta rectangular, destaca el frontis con arco abocinado y arquivoltas tóricas; decoración en rollos, ajedrezados, quillas, con ábside semiexagonal. Arco triunfal de medio punto, con arcosolio gótico de Fray Alonso de Quiroga y yacija labrada con tres escudos, al centro el de Malta. De su imaginería destaca la talla medieval de la Virgen con el Niño, y el Cristo Crucificado, de finales del XIII y gran valor artístico.

 

Y además… en O Incio

-Rutas y excursiones: De Vilarreguengo a Eirexalva; ruta del Hierro, viendo las minas de Bouzallo, Couso, Fonte Barrosa, Da Tinta, Avión y Cova das Chousas; ruta de la pesca, de la caza, de la miel, la lora, micológica y de la castaña…

– Fiestas: último domingo de agosto, en Cervela, danza con 500 años de antigüedad, con cuatro bailarines con ropas llamativas alrededor de la imagen de Santa Lucía en procesión.

– Leyenda: la “Casa de Garibaldi” en Outeiro de Hospital.

– Lugares: Ferrería de O Incio; Balneario y fuente de agua ferruginosa, al igual que la de San Miguel; Mesa dos Catro Cabaleiros…

Fuente: