Bodegas de Vilachá... Bodegas medievales de Vilachá, en A Pobra do Brollón, un bucólico paraje que ha sabido conservar su tipismo arquitectónico y artesanía del vino.
Dirección: Vilachá, A Pobra do Brollón, Lugo

En dirección a la ribera oriental del Sil, en la margen derecha del antiguo Camino Sur a Santiago a la altura de Monforte, lo que fue una gran venta medieval se ha convertido, por fundación de Manuel Antero Yáñez Rivadeneira, en un particular pazo del finales del XVIII con arquitectura de la Ilustración, neoclásica y rococó, afrancesada, italianizante e historicista. Os Muiños de Antero, que así se llama, fue centro de recaudación de rentas y conserva un ingenioso sistema de seguridad con óculos sobre paredes para vigilar los movimientos en las diferentes estancias. Desde la magnífica solana se distribuyen las salas y dormitorios con mobiliario estilo imperio. En la capilla, pinturas, retablo, vestiduras talares del capellán y coro. Pero lo más sobresaliente es el archivo con legajos y documentos inéditos del s. XV en adelante y de la Real Orden de Malta.

Rebasados los límites de A Pobra do Brollón, entre la depresión de Lemos y la Sierra de O Courel, podríamos aventurarnos por cualquiera de sus múltiples paisajes naturales en las rutas del Lor, Pena do Francés, Loureiro, Rolda do Castro o Catro Cabaleiros; explorar alguno de sus quince castros; visitar la explotación aurífera de la mina de Os Medos, o la de hierro de Veneira de Roques; rememorar la revuelta de los Guímaros contra el conde de Lemos o ir a Cereixa de donde era natural María Castaña, heroína que en el XIV se levantó contra el obispo de Lugo; remozarnos en su patrimonio etnográfico y civil como las ferrerías de Barxa de Lor y Biduedo, las “albarizas” de Forgas o Parada de Montes, los molinos de la casa “da Marquesa” y Balsas o las casas blasonadas de O Mesón, Torre o Marcón; ineludible sería conocer sus edificios religiosos como el monasterio de Vilachá, las iglesias de Ferreiros, románica con frontis barroco, San Xiao da Veiga, también románica, o la neoclásica de Barxa de Lor, y desde luego los curiosos y entrelazados tejados de Parada dos Montes para protegerse del ataque de los lobos.

Entre tantas opciones hemos elegido para esta ruta visitar el grupo de bodegas medievales del pueblo de Vilachá que conserva su tipismo arquitectónico y las cubas y útiles ancestrales para la elaboración del vino. El 1 de mayo, en su encomiable entorno boscoso, todavía se celebra una concurrida feria donde se cata el vino joven y se muestran diferentes productos de la artesanía local.

Desde Vilachá, y a ser posible en todo terreno, bajamos por un tortuoso camino montañés hacia la orilla del Sil, frente a Cubela. Un pequeño puente en Barxa será el inicio de un tramo del Camino Sur a Santiago por un paraje inédito de espesa vegetación que sorteando un arroyo nos obliga a una constante recreación por su singularidad botánica y ecológica. A ello se añaden vestigios históricos que van surgiendo, como A Pena das Cruces, escultura lisa sobre la que se dejaba descansar el féretro del difunto en procesión hacia el campo santo, tallando una cruz por cada vez que se utilizaba; o “O Baño Santo”, emblemático lugar ligado con curaciones milagrosas. Más arriba llegamos a As Gándaras, primer asentamiento humano con el que nos encontramos, antes de acceder a Vilamarín, final de etapa, con peculiares casas de labranza dotadas de amplios patios interiores.

 

Y además… en la ruta

– Ferias y fiestas: “Entroido” de Salcedo; Pancetada de Castroncelos; 27 de agosto, romería de San Vitorio, en Saa; el día 2 de cada mes, Feira da Estación; 11 y 25 de cada mes, Feiras en A Pobra do Brollón…

– Lugares: explotación aurífera de Lama; templo de Lamaiglesia; valles del Cabe y del Lor…

– Ruta das Adegas; ruta do ferro; ruta Paramedela; As Laceiras- As Caselas…

– Un espléndido mirador sobre los cañones del Sil, Vilachá de Salvadur es conocida por sus bodegas de las más antiguas de la Península Ibérica. En ellas se celebra el primer domingo de mayo de cada año, la Cata del Vino de Vilachá.

Fuente: