Monasterio de Ferreira de Pantón... Colosal edificio cuyo origen se remonta al s. X, referente obligado en el palmarés del románico de Pantón.
Dirección: Ctra. Ourense - A Estrada, Ferreira de Pantón, Lugo

Surcar el municipio de Pantón es sumergirse en una multiplicidad de ecosistemas que desde los abruptos pechegales ribereños nos derivan a los frondosos vergeles enraizados en las suaves ondulaciones que rodean su capital. Tierras de porosos sustratos de donde emergen fuentes y manantiales cuyas “milagrosas” propiedades han generado mitos y leyendas entre la devota población. Es el caso de Augas Santas, en cuya romería del segundo domingo de septiembre se venera tanto la Virgen de los Ojos Grandes como los poderes mágicos de las aguas, ritual que ya proviene de la época pagana con la adoración a ídolos y ninfas que protegían el preciado líquido. Esas aguas sulfurosas, con remedios para eccemas y erupciones de la piel o procesos reumáticos, ya eran conocidas por los castrexos que en Toldaos erigieron un altar sobre piedra cuadrada en lo que se interpreta como ara para sacrificios. También en Eiré existe la fuente de Recerendes, con capilla de culto, y aguas con poderes curativos para todo tipo de enfermedades.

Cambiando de enfoque, pero sin salir de aquella parroquia, nos asombramos con la original iglesia de San Miguel de Eiré, monumento nacional desde 1964. “O Mosteiro”, como por aquí se le conoce, fue fundado a principios del s. XII por Doña Esclada Ordóñez. Integrante de la orden benedictina, su pequeña planta contrasta con la maciza torre y esbelto ábside con columnas, ventanas y canecillos profusamente decorados. Dentro, restos de pinturas representando el Pantocrator, del s. XVI.

Un alto en nuestra semblanza cultural nos permite acercarnos en las inmediaciones a la bodega San José, moderna instalación, donde vinifican con variedades autóctonas, esencialmente mencía, y obtienen caldos de gran calidad, en variedad de tintos y blancos, y por destilación y proceso de maceración transforman la vid en aromáticos aguardientes. Muchos premios nacionales e internacionales avalan su esmerada producción.

Retomando la historia, en los alrededores capitalicios, el castillo de Masid, ejemplo emblemático de arquitectura medieval. Edificado en el s. XI, fue morada del caudillo irmandiño D. Diego de Lemos en el XV. De fascinante perspectiva, consta de torre del homenaje, planta cuadrada y robusta muralla con almenas, con ventana plateresca. Por sus estancias interiores, muy bien conservadas, y jardines intramuros, pululaba -según la leyenda- una hermosa doncella custodiada por un terrible grifo, rescatada por apuesto caballero que al tiempo reconquistó el castillo del dominio musulmán.

A lo lejos, y a simple vista, un monumental portalón con arco coronado con cruz arzobispal y pilares circulares nos da acceso al único monasterio femenino cisterciense que existe hoy en Galicia, el de Ferreira de Pantón. Colosal edificio que arranca del s. X, con templo del XII, de gran destreza escultórica en capiteles, ventanas y canecillos, imagen románica sedente de la Virgen con el Niño en madera policromada, arcosolios con yacente y decoración heráldica de los Condes de Amarante, y convento adosado con claustro del XVI, planta rectangular con ventanas y balcones rematados con orejeras barrocas, y en ala Sur de la fachada Oeste, doce hermosas chimeneas para las celdas de “donas e señoras” que con sus asistentas ingresaban en el convento. Antes de despedirnos nos vendrá bien proveernos de alguno de los productos típicos elaborados artesanalmente por las monjas residentes.

 

Y además… en Pantón

– Feira do Viño de las riberas del Miño, Sil y Cabe y Festa do Románico, el 1º fin de semana de junio; 22,23 de agosto, patronales en honor de la Virgen de los Dolores; 1º fin de semana de agosto, Romería de Pombeiro (Regueiro); 1º domingo de julio, Santo Cristo, en San Felix de Cangas…

– Tratamiento termal y campo de golf en Balneario de Augas Santas…

– Esta zona está integrada a la propuesta gallega a la Red Natura 2000, bajo el LIC río Cabe y el Cañón do Sil, Zona de Especial Protección de los Valores Naturales.

Fuente: