Canóns do Sil... Sobrecogedora imagen de los Cañones del Sil, abrupta garganta de cerca de medio km de alto y más de cien metros de profundidad. Una de las vistas y lugares más extraordinarios de la geografía lucense
Dirección: Lugo

En poco más de 130 km Sober aglutina diferentes ecosistemas y espacios naturales de una gran biodiversidad. Enclavado en una zona de intersección de 2 regiones biogeográficas, eurosiberiana y mediterránea, además de extensas carballeiras, abundan castaños centenarios y árboles de ribera conviviendo con madroños y diversas plantas medicinales, manzanilla, lavanda, romero, anís y menta. Es hogar del corzo, jabalí, zorro, tejón y jineta, de las ardillas, comadreja y garduñas, de las garzas, cigüeñas, cornejas, abubillas, patos, perdices, de todo tipo de aves rapaces, avistándose especies tan escurridizas como culebras de agua y de escalera, gatos salvajes y hasta nutrias con sus cuevas en el lecho del río.

Tan formidable espacio natural es lógico que ya fuera codiciado desde tiempos inmemoriales. Prueba de ello son las insculturas rupestres o petroglifos, con simbolismo mágico, de Proendos, Figueiroá o Millán, manifestaciones artísticas de la Edad del Bronce, entre 1800 y 1600 a. de C. Que aquí se asentara, entre el 700 y 500 a. de C., una tribu de los Lemavos quienes levantaron una decena de castros como el de O Cotarro, y casi otras tantas fortificaciones como la de Liñarán. Alrededor del s. III d. C. surge la mítica ciudad romana de Proencia, actual Proendos, con hallazgos de muros y mosaicos. Nombres de procedencia sueva como Vilaudriz o Samil, prueban su presencia, despejando el camino hacia la época visigoda y baja Edad Media con más de medio centenar de iglesias, capillas y ermitas.

Fue entonces cuando proliferaron los diezmos por el “barcaxe”, embarcaciones como único medio de enlace entre las riberas del Sil. En Sober las había en los “puertos” de Santo Tomé de Bácenos, la de Santomé que se comunicaba con Santa Cristina, la de Brosmos y la de Xabrega que iba desde Vilar de Cerrada a Arroxo, en Anllo. Hacia esta última nos dirigimos para, en el embarcadero actual de Os Chancís, surcar el río en catamarán. Será un viaje fantástico, arropados por las gigantescas paredes graníticas de los Cañones del Sil que alcanzan casi medio kilómetro de altitud y más de cien de profundidad, con una pendiente de entre el 30 y el 100 %. A nuestra derecha queda la faraónica presa de San Esteban, inaugurada en 1955, de 115 m. de altura, 240 m. de largo, 450.000 m de hormigón, y con 4 generadores de 66.000 Kwh cada uno que reciben su caudal de los 200 millones de litros de agua embalsada a lo largo de 43 km. Entre el descomunal paisaje, colas de caballo de más de 400 m., miradores de Bolmente y Cadeiras, y una masa granítica en forma de aguja cargada de mitología que se da en llamar “a agulla do diablo”.

Inmediatamente después de desembarcar nos encontramos con un taller de viticultivo, el castro de Cotarro y “o rego dos muíños” de Xabrega. Un paseo por éste último nos permite observar buena parte de los 28 molinos que aquí existieron, con sus canales y paredes de granito, puentes y espacio para el rodicio y otras piezas.

Como mejor colofón a nuestra visita nos acercamos a la bodega Proencia, muy cerca del casco urbano de Sober. Vinos de Amandi con numerosos galardones, elaborados por sabias y expertas manos desde hace más de cuarenta años, cuyas cepas se asientan en los más soleados y espectaculares bancales de la Ribeira do Sil. Con producción de unos veinte mil litros, nos dispondremos a degustar cosecha o barrica en la mejor variedad de mencía.

Y además… en la ruta

– Leyendas: La dama del castro de Gundivós; los milagros de la Virgen de Cadeiras; “A moura dos Cótaros”; la calavera de Doade; Sabeliña y la moura; “A Pena da Moura” de Gundivós; Santa Polonia y la Peña de Belán…

– Gastronomía: vinos y aguardientes; rosca ; dulce de nuez…

– Esta zona está integrada a la propuesta gallega a la Red Natura 2000, bajo el LIC río Cabe y el Cañón do Sil, Zona de Especial Protección de los Valores Naturales.

Fuente: