Viladonga, arquetipo de la cultura "castrexa" en Galicia de gran florecimiento durante la Edad de Hierro.
Dirección: Castro de Rei (Lugo)
Web: http://www.aaviladonga.es/

Viladonga

En la denominada ruta “Viladonga”, íntegramente vinculada a la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, se alternan visitas y recorridos a espacios naturales con un circuito arqueológico e histórico artístico. Comenzamos en el paseo del río Rato, en Lugo, desde donde partimos hasta los montes de Teixeiro, en el límite con Outeiro de Rei. Se trata de una superficie natural de enorme dimensión, con epicentro en los lagos, grandes extensiones boscosas, zonas de acampada y sendas y caminos que serpentean por la espesura sorteando las moles graníticas que salpican todo el territorio. Lugar elegido por los amantes de la naturaleza, practicantes de diferentes modalidades deportivas o amantes del campo, de cualquiera de sus innumerables recodos salta el corzo o jabalí mientras sobre la cúpula de los árboles revolotean las aves rapaces a la espera de la salida de su presa.

Dejando este frondoso paraje, nos adentramos en tierras de Pol, “país de colinas” como algunos lo definen, con escenarios de ensueño como el Callón da Seimeira en el río Lúa; las pequeñas “ínsuas” del Azúmara; bucólicas estampas de los bosques de “carballos” de Crende; el área recreativa de Mosteiro o las galerías de la cueva de Pradocelo. Allí se quedarán pendientes de otra visita el Muíño do Mazo, el tipismo rural de Lúa, el Pazo de Fondón en Cirio o la sobrecogedora veta de pizarra verde de la explotación de Lourexe; nuestro destino es la hermita y el área recreativa Das Neves, en Suegos, modesto pero sugerente edificio religioso del XVII con pórtico cubierto con muros, recia espadaña y frontis con puerta de arco peraltado, pavimento interior de lajas pizarrosas y curioso púlpito con toscas pero sobrias escaleras de granito.

Un trecho hacia el Norte, el Castro y Museo de Viladonga. Situado sobre una elevación de 553 m., destaca por su monumentalidad al tratarse de una acrópolis o “croa” casi circular de unos 100 m. de diámetro (10.000 m ) rodeado por un sistema de murallas, fosos y antecastros que tuvo actividad entre los siglos III ó IV a. J.C. y el V d.J.C.. Las viviendas descubiertas son de una gran variedad, circulares, ovaladas, con ángulos redondeados, y entre los muchos hallazgos allí descubiertos, y hoy expuestos entre el Museo Provincial y el propio del asentamiento, se encuentran torques o collares rígidos de oro de 20 kilates, un tablero de damas, cuentas de collar de malaquita, un anillo de oro de chatón de esmeralda y dos monedas de oro del emperador Arcadio. Se cuentan por miles las personas que visitan anualmente este yacimiento al tratarse del arquetipo de asentamiento de la floreciente cultura “castrexa” que se desarrollo en Galicia durante la Edad de Hierro.

El recorrido finaliza en la Torre do Bordón, en Taboi (Outeiro de Rei), en forma de pirámide truncada de base cuadrada, se asienta en el primitivo solar de los Saavedra. Todavía queda en pie una puerta de acceso que daba paso al puente levadizo, y una ventana con dintel triangular de granito. No muy distante la torre de Sobrada, derruida por los irmandiños en 1467, pero que aún mantiene orgullosa su forma cuadrada hasta una altura de Capilla das Neves unos quince metros.

Y además… en la ruta:

– Ara romana de Bouzoá-Silva(Pol) en Museo del Castro de Viladonga; canecillos románicos de la iglesia de Cirio (Pol); Casa natal de San José María Díaz Sanjurjo (Pol); cruceiro e iglesia de Caraño; de Valonga.

– Romería de San Ramón, en Penamazada (Valonga), a la que acuden gestantes y parturientas

– Artesanía: museo y cerámica de Bonxe, en Outeiro de Rei.

Fuente: Deputación de Lugo