Parque de Sotavento... El Parque Eólico de Sotavento situado en Momán (Xermade) nos permite conocer las más avanzadas técnicas aplicadas a las energías limpias y renovables.
Dirección: Momán, Xermade, Lugo

Parque Eólico

En la vertiente más al norte de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, concretamente en Momán (Xermade) se encuentra el Parque Eólico Experimental de Sotavento. Desde su entrada en servicio en 2005 se ha convertido en un referente educativo para entender el sistema de producción de energía eólica y, por ende, de utilización, ahorro y eficacia de sistemas energéticos limpios y renovables.

El edificio divulgativo, en forma de tres palas de aerogenerador, está integrado por un aula divulgativa con un mirador donde se observa el funcionamiento de las placas fotovoltaicas, y ejemplos de tecnología del hidrógeno; y el taller de energía que dispone de un pequeño aerogenerador que ilustra la necesidad de un consumo eficiente de la energía. En el exterior nos encontramos con 24 aerogeneradores; los bosques de tarabelas y mangas, para proteger los cultivos de las aves y saber la fuerza y dirección del viento, respectivamente; placas solares, diferentes inventos, esculturas en la ruta de los vientos, exposición de piedras de la geología gallega, zona de cultivos energéticos y hasta nueve túmulos o sepulcros del megalítico conservados en el mismo lugar de los hallazgos.

Unos pocos kilómetros al Norte, en Muras, tendremos ocasión de comprobar el sistema de fabricación de tubos y materiales de plástico resistentes en la planta de la empresa Ferroplás, líder en este campo, con exportación para todo el mundo.

Precisamente en un ángulo de su superficie industrial, aunque bien diferenciada, nos topamos con un ejemplo de asentamiento humano que nos retrotrae al periodo Magdaleniense, a finales del Paleolítico Superior, entre los 18.000 a 9.000 a.C. Estamos ante una oquedad granítica denominada El Abrigo de Vidal, en la Fraga do Inferno. Si nos internamos en ese espacio todavía apreciaremos rocas tiznadas por el efecto del fuego e inmediatamente nuestra imaginación nos traslada a aquellos remotos orígenes: aquí se asentaron los auriñacienses procedentes de las fértiles regiones del Africa centro-oriental, a pesar de que el clima era muy frío pues por aquel entonces el glaciar escandinavo cubría las Islas Británicas. Tanto en este abrigo como en el de Chan da Cruz de O Xistral, sus moradores tallaban el sílex, cuarzo y cristal de roca, y eran consumados cazadores- recolectores con asentamientos nómadas de los cuales hay conocimiento de una docena de yacimientos entre los municipios de Muras, Xermade y Vilalba.

Y además… en la ruta:

– Feira do Potro y ganado bravo, en Muras; feria de Momán, en Xermade.

– Tradiciones:

  • En el Santuario de San Antón (Xestosa. Muras) los devotos llevan ofrendas en especie, tales como quesos y productos del cerdo, que inalizado el oicio religioso, se subastan. El sábado o domingo no posteriores al 13 de junio.
  • En el de Viveiró (Muras), hacen el ritual de la circunvalación, de rodillas, portando en las manos una imagen de la Virgen. El 15 de agosto.
  • En As Penas do Castelo (Lousada-Xermade) existe tradición de encantamientos…
Fuente: Deputación de Lugo