Val de Quiroga... Fértil y amplia extensión donde se cultivan vinos de la Ribeira Sacra, al amparo del cauce del Sil.
Dirección: Novais, Quiroga, Lugo

El Val de Quiroga es una amplia explanada en torno al río Sil. Buena parte de esa superficie está ocupada por explotaciones de viticultura cuyo origen se remonta a la Edad Media. Integrada en la denominación de Ribeira Sacra, la subzona de Quiroga comprende las parroquias de A Hermida, A Ribeira, Montefurado y la propia capitalidad. Aquí, mediante procedimientos tradicionales, se cultivan las variedades de godello, loureira, treixadura, doña blanca, torrones y palomino, para vinos blancos, y en tintos, el mencía, negrada, loureira y garnacha, obteniendo un caldo de intenso color, aroma afrutado, acidez equilibrada y buen sabor. Otros productos como la miel, el aceite o las castañas se distribuyen por sus variopintos paisajes donde predomina la vegetación esclerófila con presencia de encinas y alcornoques, también olivares y frondosos bosques de “carballos”.

Pero hemos de retomar el Camino Sur a Santiago a su paso por Torrenovaes en cuya cresta rocosa se instaló un castillo con varios bastiones, uno de influencia castrexa, otro medieval y el Pazo de la Encomienda en cuya fachada se aprecia la Cruz de Malta. La torre es cuadrada con muros de 1,83 m. de ancho y puerta con arco rebajado. Curiosa ventana ajimezada en su fachada Sur y sillares con marcas de los canteros.

Cerca un puente medieval sobre el arroyo de un solo arco sobre el Camino Real que nos acerca a Caspedro por senda vegetal con pavimento de bloques de pizarra y granito cuyo paso del tiempo ha dejado una huella indeleble con surcos de carruajes y ganados. A través de Pazo Vello nos adentramos en la moderna ciudad de Quiroga, núcleo comarcal donde podremos admirar la iglesia románica de Hopital, con ábside rectangular. Próxima la capilla de San Xoán, también llamada de los Enterramientos por los arcosolios que alberga con inscripciones y blasones del XVII, con bóveda de cañón, Altar de los Neófitos, empleado como mesa por parte del tribunal que admitía a los candidatos a la Orden de San Juan, y retablo mayor del XVII.

Pero entre todo su patrimonio destaca el templo de A Hermida, con nave principal y presbiterio del XVII, e imagen pétrea probablemente del XIII de Nuestra Señora, Virgen de los Remedios, que a principios de septiembre sale en procesión acompañada del “Meco” y las “pampórnigas”, figuras legendarias con reminiscencias demoníacas que intentan persuadir y distraer a los fieles para no entrar a la iglesia. Aquí se conservó hasta 1924 el conocido “Crismón de Quiroga”, actualmente en el Museo Diocesano de Lugo. Se trata de un círculo de mármol de O Incio de 95 cms. de diámetro y 6 de grosor con monograma de Cristo con las letras P y X en hueco relieve, seguramente recubiertas en su momento de metal noble, cuya función funeraria lo data en la época paleocristiana, origen probable de la primitiva basílica de la que existen restos en capiteles, basas y placas de mármol.

Desde el mirador de A Conchada, a “vista de pájaro”, observamos la dimensión de las fértiles tierras del Val de Quiroga. Será la mejor imagen para el recuerdo de este municipio antesala de O Courel, conexión con la vertiente ourensán y nexo de unión a través del Sil con la Ribeira Sacra occidental.

 

Y además… en la ruta

– Lugares: Puente de Barxa de Lor, de factura medieval, con tres arcos; cascada de Vieiros, sobre el río Selmo…

– Ferias: 10 y 27 de cada mes, en Quiroga, con puestos para degustación de Pulpo á Feira; primera quincena de agosto, Festas do Verán; magosto y procesión el 11 de noviembre en San Martiño…

– Elaboración y degustación de vinos y aguardientes en las tres bodegas de la subzona de Quiroga.

– Esta zona está integrada a la propuesta gallega a la Red Natura 2000, bajo el LIC Ancares-Courel, Zona de Especial Protección de los Valores Naturales.

Fuente: