As Termas romanas... Restos de las termas romanas en el balneario de Lugo.
Dirección: Barrio del Puente s/n

As Termas

En la confluencia con el río Miño en dirección de Conturiz a Cerceda existe un paraje natural de gran belleza denominado A Fervenza. El antiguo molino y otras instalaciones dedicadas actualmente a la hostelería nos permiten adentrarnos en el área recreativa integrada por sendas y recorridos trazados por ambas riberas del río con puentes de madera, ondulaciones graníticas, suaves cascadas y viejos “caneiros” utilizados por los pescadores, al tiempo que disfrutamos de una abundante fauna y exuberante vegetación.

De regreso a Lugo y sin alejarnos del Miño visitaremos el Balneario de aguas termales cuyas propiedades sulfuro-sódicas bicarbonatadas son muy recomendadas para curar enfermedades reumáticas, de gota e incluso catarros. Eso mismo debieron apreciar los romanos quienes nos dejaron unas cámaras termales abovedadas construidas con pizarras, ladrillos y sillarejos. Una de ellas podría ser el “apodyterium” o vestuario a juzgar por los pequeños nichos que se encuentran en las paredes cubiertos con arcos de medio punto utilizados, seguramente, para dejar la ropa.

También debemos tomarle el pulso a la ciudad actual. Nos desplazaremos hasta el casco histórico paseandopor la calle de la Cruz en dirección al barrio de A Tinería, en amplio proceso de restauración. Pulularemos por la Rúa Nova, por las plazas de la Soledad o la del Campo y, ya de inmediato, visitaremos el Centro de Interpretación de la Muralla cuyo fondo expositivo será la antesala de un recorrido por el adarve de la Muralla desde la Puerta e Santiago en dirección a la de Obispo Aguirre, mas allá la de Campo Castillo y poco antes de llegar a la de San Pedro, bajaremos las escalinatas para rematar nuestro itinerario ante la plaza Mayor.

Y además… en la ruta:

– Recorrido a pie por el paseo del Miño desde A Fervenza hasta el Balneario de Lugo.

– El barrio del Puente y puente romano, inicio del recorrido de salida del Camino de Santiago.

– Visita al museo diocesano en el triforio de la catedral.

– De tiendas por anticuarios y establecimientos del casco histórico.

– De tapeo también por el centro, pero además por el barrio de A Milagrosa, la zona universitaria y otros lugares de la capital, con degustación de vinos y productos de calidad.

– “O Camiño do Miño”, es una ruta de senderismo que desde Lugo a A Fervenza , durante 18 km, nos permite disfrutar de los paisajes del agua que dibuja el Miño. El Chamoso y el Neira salen a su paso a lo largo de la ruta, al igual que a “Insua de Burneiros”, y todas las construcciones etnográicas, caneiros, mazos, herrerías, que salpican el río y dan como resultado la cultura del agua.

Fuente: Deputación de Lugo