El Paseo del Rio Rato es uno de los escenarios naturales más emblemático y concurrido de la ciudad de Lugo.
Dirección: Río Rato

En pleno paseo del Río Rato, en la vertiente noroccidental de la capital lucense, la recuperación de un antiguo molino por parte de la Diputación ha permitido dotar aquel emblemático rincón natural de un establecimiento de hostelería y un centro de interpretación de Terras do Miño. Visitados ambos, iniciamos un paseo en dirección Norte por un camino de tierra que serpentea por el Rato. A nuestra derecha surgirá de inmediato un pequeño remanso con puentes de madera y lajas de gruesa pizarra. Es el hogar de varias familias de ánades reales que, con sus crías, deambulan por la superficie del agua o por las riberas.

Poco más allá, una cascada de agua de unos 15 metros de altura entretiene nuestra mirada ante las formas y estruendo que hace sobre las aristas del roquedal. El camino continúa y se entrecruza por el encauzado riachuelo, hasta que a un kilómetro del inicio llegamos al Centro de Cestería, antigua edificación también rehabilitada por la Diputación para aprendizaje de esa artesanía.

De aquel entorno medioambiental nos desplazamos al centro urbano para visitar, en primer término, la Casa de los Mosaicos, con interesantes muestras de hallazgos romanos, y después al Centro de Interpretación de la Muralla donde a través de audiovisuales, maquetas y exposición de piezas reales nos mostrarán los orígenes bimilenarios de la capital lucense.

Aprovechando la proximidad, desde la plaza de Santa María y el Palacio Episcopal observaremos el exterior del ábside de la Catedral con sus magníficos contrafuertes. Bajo el Pantocrator accederemos al interior y en su capilla mayor admiraremos el expositorio de mármol coronado por la imagen de la Virgen en su Ascensión, o el Coro obra del escultor Francisco de Moure. También pueden ser objeto de nuestra visita las capillas del Pilar, Ecce Homo, la Sacristía, el Claustro, la Sala Capitular o el museo que se distribuye por el triforio catedralicio.

Mismo a la salida nos topamos con la Puerta de Santiago, una de las rutas elegidas por los peregrinos en dirección a Compostela. También desde allí se accede al adarve de la Muralla – declarada Patrimonio de la Humanidad donde comenzamos un breve paseo de algo más de medio kilómetro para finalizar la etapa en la escalinata de bajada de la puerta de la Rúa Nova.

Y además… en Lugo:

– El Pazo de la Casa do Concello; el de San Marcos; la Casa dos Sangros en Porta Miñá, el Círculo de las Artes…

– El paseo del Miño del Palomar al Balneario; o desde el caneiro de Acea de Olga hasta Conturiz, e incluso hasta A Fervenza…

– El Mazo de Santa Comba; el área recreativa de Ombreiro…

– El recinto de la Feria Exposición, y las múltiples salas y espacios expositivos que le brinda a la ciudad de Lugo.

Fuente: Deputación de Lugo