A Cova da Serpe...Monumento natural a la fuerza del amor y espectacular mirador de la Reserva de la Biosfera en el occidente lucense.
Dirección: Serra da Cova da Serpe

A Cova da Serpe

La denominada ruta de “A Cova da Serpe” discurre íntegramente dentro de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, en los términos de Guitiriz, Begonte y Friol. Comenzamos en Baamonde, típico asentamiento poblacional frecuentado por los amantes de la buena comida que como valor añadido ofrece una visita a la Casa Museo de Víctor Corral, artista local especializado en las tallas de madera y granito que ha convertido su propia morada en taller y exposición permanente de su fecunda y variopinta obra.

Accediendo a través de un magnífico puente gótico, utilizado por los peregrinos del camino Norte, llegamos a San Alberte, en la parroquia de San Breixo. Una fuente de dos caños y sillares de cantería nos incita a beber de sus aguas frescas y “milagrosas”: dicen solucionar problemas del habla. En una amplia explanada, otrora también asentamiento de hospital de romeros a Compostela, surge majestuosa la iglesia gótica (para unos del XIII, para A. del Castillo de finales del XIV) donde resaltan los canecillos de sus fachadas laterales y los ocho contrafuertes del ábside y presbiterio. En el interior, columnas con capiteles tallados con motivos vegetales y figuras humanas, y una ventana ojival con arco ajimezado de origen árabe. Entre sus muros aún palpita la leyenda del feligrés con su bastón sujeto a la imagen del Santo con el demonio encadenado.

Y siguiendo con los mitos y tradiciones, en el límite con el vecino municipio de Friol, corona la cumbre de un cordal montañoso una pequeña oquedad en medio de una formación granítica conocida por “A Cova da Serpe”. Cuenta la creencia popular fue refugio de la hija del Señor de San Paio y de su enamorado vasallo ante la negativa del noble para dejarles perpetuar su amor. Pero allí también vivía una gran serpiente y el valeroso joven defendiendo a su amada da muerte al reptil no sin antes recibir una fatídica mordedura que acabará también con su vida. Los criados del Señor finalmente rescatan a la doncella que tiene que regresar al castillo sumida en la melancolía ante la pérdida de su amor. Sentimental enclave desde el que se divisa una amplia panorámica de las provincias de Lugo y A Coruña.

De regreso al casco urbano de Guitiriz, aún tenemos tiempo para acercarnos a cualquiera de los establecimientos especializados en la elaboración de las tortas de maíz. Su sabor inconfundible permitirá que prolonguemos en el tiempo el recuerdo de estas mágicas tierras del occidente lucense, en plena Reserva natural de la Biosfera.

Y además… en la ruta:

– Leyendas de la ciudad inundada de Boedo; de la fuente de “A Nena”; o de los “Nubeiros”…

– Fuente de Valdovín y paseo; Pena de Lliboi, y área recreativa de San Xoán…

– Museo de arte y religiosidad popular del Santuario de Báscuas en San Salvador de Parga, con más de doscientas piezas.

– Casa da Barxa o de Cultura, en Guitiriz; Viacrucis en Santa Leocadia y Cruceiros de Burís…

– Magia, leyendas, seres mitológicos se refugian en la naturaleza, que cuidan de los bosques y matorrales de brezo (Erica australis) y tojo (Ulex europaeus), proporcionando colorido a los inviernos.

Fuente: Deputación de Lugo