Ruinas del Hospital de Montouto... Pedro I el Cruel, ante las adversidades sufridas por los peregrinos, en 1368 mandó construir un hospital en el lugar de Montouto (A Fonsagrada)
Dirección: Montouto, A Fonsagrada, Lugo

Montouto

Contemplando la “Fons Sagrata”, de donde se deriva el nombre del municipio de A Fonsagrada, para algunos de origen romano, aunque el aporte documental más antiguo está datado en el s.XII, debemos hacer un ejercicio de recreación al estar pisando tierras de la montaña oriental gallega, Reserva de la Biosfera y espacios naturales propicios para el turismo ecológico y cultural. Gozar del medioambiente es acercarse a las cascadas de Queixoiro, a la fraga de San Xes Logares, ver los milenarios “teixos” de Carballido, el robledal de Carballal das Veigas, la vista panorámica de Pedras Apañadas en O Acebo, la playa fluvial de “A Pena do Inferno” en Naraxa, o las áreas recreativas de A Ferrería, O Castroeiro, Silvela, el mirador de Arexo o el mismo parque de la Alameda. En materia cultural la oferta es todavía mayor. Dólmenes, mámoas, 66 castros como el de A Coroa en Queixoiro y minas romanas se distribuyen por toda la superficie municipal; monumentos románicos como la iglesia de Lamas de Moreira, pallozas como las de Pedrouzos o Maderne, ruinas de A Fortaleza en Póboa de Burón, mazos como el de A Porteliña o A Ferrería y hórreos típicos, son otros ejemplos de este inagotable patrimonio que desde un punto de vista etnográfico nos conmina a visitar el Museo Comarcal donde se exponen piezas de gran interés.

Pero, de cara a nuestra puntual visita nos concentraremos en uno de los más significativos vestigios de la amplia comarca de As Terras de Burón, las ruinas del Hospital de Montouto, próximo a los montes de Rebordela, en pleno itinerario del Camino Primitivo. Eran tantos los padecimientos que los peregrinos soportaban por la adversa climatología y rudeza del relieve de este emplazamiento que llegaron a ablandar la conciencia de Pedro I El Cruel, quien en 1368 mandó construir en aquel remoto lugar un hospital, obligando a los lugareños a dispensar atención a los sufridos caminantes. En las estipulaciones se hacía mención a las camas que tendrían que tener preparadas; a despejar la nieve del camino e incluso a tocar las campanas en días de niebla para que pudieran orientarse. Quien así lo hacía estaba exento de quintas.

Hoy apenas quedan algunas paredes en estado ruinoso, aunque siguen conservándose algunas piezas en otros lugares como el Escudo Real de Castilla y León que adornaba su fachada. Otro elemento de valor histórico próximo al hospital es un dolmen que se remonta al cuarto milenio a.C., correspondiente al Neolítico.

Y desde aquí, como colofón a nuestra visita, iniciamos una ruta a pie por el Camino Primitivo que a través de una pista de tierra muy agradable de andar, entre bosques de árboles y espesa vegetación, nos traslada de una cota de 1050 a 700 metros en poco más de cinco kms., llegando a la localidad de Paradavella, en el límite con el vecino municipio de Baleira.

Y además… en Fonsagrada:

– Feirón de A Fonsagrada, 7 de septiembre; el Corpus, Festa dos Emigrantes…

– Gastronomía: Botelos, embutidos y cocido….

– Artesanía: Navajas de A Porteliña; Telares en Louxas, Seoane y Vilabol; “Zoqueiros” de Santa Xuliá, Touceiro; cuero, tallas de madera y cerámica en A Fonsagrada…

– Rutas a caballo y en 4×4; expediciones de caza y pesca…

– Vistas panorámicas por la Sierra de Follobal en dirección al embalse de Salime-Negueira.

– No se pierda la denominación de calles en Pobra de Burón, todas alusivas al comunismo.

– Aula de la Naturaleza, situada en Paradanova. Su temática principal versa sobre “la montaña”.

Fuente: