Serra do Faro... Desde el Santuario de Nuestra Señora en la Sierra de O Faro, lugar de gran devoción popular , una amplia panorámica de la confluencia de tierras chantadinas con las del Deza, Lemos, Taboada y hasta las cumbres de O Courel y Ancares.
Dirección: Chantada, Lugo

Serra do Faro

De la multidisciplinar y heterogénea oferta que nos ofrece el municipio de Chantada podemos optar por visitar los cruceiros como el profusamente labrado de Mouricios, o los de Limoñón, Arcos o Pedrafita; petos de ánimas como los de Mato, incrustado en una pared, o el de la vía a Centulle con pódium, ánimas ardiendo y evocación de la Eucaristía. De sus diversos itinerarios nos quedamos con el del Camino Sur a Santiago que entra por Belesar, asciende por un precioso y amurado tramo desde el que se divisa toda la Ribeira y, una vez en lo alto, por Queixeiros y Puente nos deriva hasta Asma, Vilaseco y Penasillás, finalizando en O Faro. De alto interés medioambiental, el circuito que desde Sequeiras y siguiendo el curso miñoto nos acerca a Pincelo, Pedrido, Souto o Nogueira, por donde peculiares embarcaciones cuadradas portan las vides y rastrojos hasta pequeñas ensenadas a modo de improvisados puertos donde otras permanecen fondeadas.

No se libró Chantada de las incursiones árabes de Almanzor, en el 997, cuyos habitantes, derrumbadas las torres defensivas y fortalezas de las márgenes del Miño, se refugiaron en los castros de Cadaz y Nogueira. Vetustas torres como la de Arcos rememoran pasajes irmandiños, mientras continúan en pie vestigios de hidalguía como la casa de Sua Torre (1502), de donde surgieron los ascendientes de Gonzalo de Córoba, el Gran Capitán; la Casa de Basán Grande (1602); el Pazo de Piñeiro (1546); la Casa Fuerte de Sobrado, emparentados con Alfonso III; la de Mouricios (XVIII) o la Casa do Pacio, en Sabadelle, donde nació Agustín Varela, Obispo que fue de Salamanca.

Pero en aras a una más que obligada selección, nos decantamos en esta etapa por visitar otros referentes de su patrimonio románico. En Santa María de Bermún, el maestro Pelagio construyó una nave y ábsides rectangulares sobresaliendo los capiteles del arco de ingreso al presbiterio con figuras de cuadrúpedos con las patas atadas por sogas y escenas de Daniel entre los leones. En Requeixo admiraremos los extraordinarios canecillos del ábside, las columnas y capiteles del arco fajón y el tímpano adosado al arco lateral. La humilde obra de San Cristóbal de Mouricios no está exenta de fuerza expresiva, con arco triunfal de medio punto, doblado y peraltado, capiteles ornamentados con aves afrontadas, puerta principal con una sola arquivolta y entrelazo en alguno de sus capiteles cuya rudeza nos habla de su simplicidad constructiva.

Y como conclusión nos vamos de romería al Monte Faro. Se corona la sierra a una altura de 1178 m. desde donde se divisa una panorámica de las jurisdicciones de Chantada, Camba, Deza, Taboada, Lemos, y con días claros el Pico Sacro o los pináculos de Ancares y O Courel. Allí en 1700 se finalizó la construcción de un santuario con robusta apariencia de barca invertida donde los días 15 de agosto y 8 de septiembre se congregan miles de devotos que, superando el viacrucis, imploran plegarias descalzos y arrodillados a Nuestra Señora del Faro. Otra réplica, “la hija”, se venera en Requeixo, y sube en procesión el día 7 con su manto recamado de billetes a visitar a la “madre”, retornando el día 9. La tradición la identifica como una de las tres hermanas que aparecieron en el monte Albedo de Oseira. Hito destacado del Camino a Santiago, las vistas y un paseo reposado por estas suaves curvaturas en cuyas laderas enraízan los carballos, salgueiros, romeos y abelairas, bien merece la pena.

Y además… en Chantada

– Personajes célebres: el trovador Xoán de Requeixo; Agustín Varela, Obispo de Salamanca; Fernando Gómez, El Ebanista, de la segunda Guerra Carlista; Avelino Gómez Ledo y Benigno Ledo; Eduardo y Avelino Seijas Vázquez…

– Recorrido por la calzada romana de Os Codos de Belesar…

– Leyenda del Cuerpo Santo, restos de Fray Miguel González, en Santa Cruz de Viana; fuente de agua milagrosa de la Virgen…

– Curiosidad: en 1547, al N del Cantón de Chantada se levantó una fortaleza, muy deteriorada ya en 1789.

Fuente: