Castillo de Doiras... Prominente aspecto de la fortaleza medieval de Doiras, en el trazado de la vía romana XIX, monumento singular de la Serra de Os Ancares.
Dirección: Pedrafita do Cebreiro, Lugo

En el casco urbano de Pedrafita, población de montaña, balcón de entrada a tierras castellanas y lugar de celebración de concurridas ferias, está instalada la factoría donde se elaboran los conocidos “Queixos de O Cebreiro”. Su peculiar formato semejante a un gorro de cocinero, su color blanco o amarillento, según el grado de maduración, y su sabor ligeramente ácido, lo hacen inconfundible. Su origen se debe a la maestría de los monjes que habitaron esta comarca que lo ofrecían a los peregrinos. Elaborado con leche natural de las vacas de la zona, sin aditivos ni conservantes y con cuajada animal, en fresco necesita una maduración mínima de dos días y presenta una masa granulada, blanda y untuosa, mientras que en curado precisa de dos meses de fermentación y es de mayor consistencia con un ligero sabor picante y lácteo.

De aquí nos desplazamos al Portillo de O Comeal, estribación de la Sierra de Granda Longa donde todavía se conserva un tramo de la calzada romana XIX o agger de unos cien metros de longitud. Finalizado en el año 11 de nuestra era, el trazado de Antonino sitúa a Lucus Augusti en el epicentro viario del Noroeste Hispánico, y los restos de O Comeal evocan tanto la trascendencia comunicacional y comercial lucense, como los conocimientos de ingeniería y estrategia de las huestes romanas capitaneadas por Augusto. Nos sentiremos inmersos en la historia al recorrer a pie el pequeño tramo de dos kms. que separa O Comeal de Xestoso, una preciosa senda amurada con espléndidas vistas panorámicas entre el Alto da Portela y As Travesas que se interna por los campos da Lagúa y Chao da Serra.

Desde Xestoso, y aunque la senda romana continúa por las proximidades de los núcleos de San Miguel y Vilarello, nos desplazaremos en vehículo hasta el Puente de Doiras, ya en el municipio de Cervantes, en plena Serra de Os Ancares. Allá en lo alto, a 700 m., dominando el río Cancelada, divisamos la silueta del Castillo de Doiras, una de las fortalezas más impresionantes de Galicia. Asentado en una sólida roca desde el s. XV, perteneció al conde de Graxal de Campos, Señor de Cervantes. Es una majestuosa estructura medieval de planta rectangular de 25 por 21 m., con muros de 8 m. de alto y 1,5 de ancho. Sobre las almenas de sus murallas sobresale hasta los 14 m. la Torre del Homenaje, rectangular con muros de 2 metros de grosor. Situarse en su interior es remontarse al medievo gallego, recreando pasajes legendarios como el de la hermosa pero malhadada Aldara, la “doncella cierva” encantada por un moro.

 

Y además… en la ruta:

– Poblado de O Cebreiro, con Museo Etnográico, Iglesia de Santa María la Real, Mesón de San Giraldo de Aurillac, Cáliz y patena del Santo Milagro….8 y 9 de septiembre, romería del Santo Milagro.

– Tramos del Camino Francés a Santiago…

– Oicina de Información y productos autóctonos gallegos de Pedrafita.

– Degustación gastronómica: Cocido; lacón con grelos; “cachola con cachelos”; botelo; quesos de O Cebreiro, con membrillo o miel de la zona…

– Pallozas de Piornedo y Donís…

Fuente: Deputación de Lugo