Piornedo... Aldea prerromana de Piornedo, paradigma de Os Ancares lucenses, con sus pallozas y hórreos diseminados por su singular urbanismo de montaña.
Dirección: Piornedo, Cervantes, Lugo

Cervantes, “tierra de ciervos”, corazón de Os Ancares lucenses, Reserva de la Biosfera, Reserva Nacional de Caza Mayor, Espacio Protegido, lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Protección del Oso Pardo, es el techo y la silueta blanca gallega que se dibuja en el horizonte con las cumbres de Mustallar (1925 m), Pena Longa (1876 m), Pena Rubia (1820 m) y Tres Bispos (1792 m). Si dejamos rienda suelta a la sabiduría popular, en la aldea de Vilarello pudo haber tenido su origen Don Miguel de Cervantes Saavedra; el castillo de Doiras fue el escenario de algunas de las más famosas composiciones literarias de Bécquer, y la fuente de los Enamorados, en Campa de Barreiro, posee cualidades tan mágicas que cuando la pareja bebe tres veces de sus aguas, por puro sortilegio la relación finaliza en desposorio. De Donís es oriunda la leyenda del “entierro del señor que estaba vivo”, a Doiras pertenece la de “la mujer cierva” y a los montes cervantinos corresponde la del “hombre lobo”, joven maldecido por su padre que, tras su arrepentimiento, aconsejado por una “meiga”, clava un punzón al animal y, desgarrada la piel, sale de dentro su hijo.

Su gran biodiversidad es debida a su situación fronteriza entre las regiones eurosiberiana y mediterránea que permite la presencia de especies arbóreas tan dispares como el madroño y la lavándula en combinación con los robles, castaños, abedules, fresnos, acebos, sauces y alisos, todo ello en connivencia con una amplia fauna integrada por ciervos, corzos, jabalíes, zorros, lechuzas, gato montés, ardillas, aves rapaces, nutrias y la más característica, el urogallo, prácticamente desaparecido en Ancares, considerado especie en peligro de extinción. En tan providencial escenario, regado por la intrincada red hidrológica del Navia, Ser y Cervantes con los mejores cotos trucheros del país, proliferan las rutas de senderismo vinculadas a idílicos rincones de alta montaña.

Precisamente es la aldea prerromana de Piornedo origen y destino de muchos de esos itinerarios, y hasta allí nos dirigimos. Núcleo típico por excelencia de Os Ancares, declarado Conjunto Histórico Artístico, a 1300 m. de altura, todavía conserva su aspecto urbanístico medieval con sus empinadas callejuelas, robustos hórreos de gruesa madera y las famosas pallozas, algunas de ellas convertidas en auténticos museos. Llama la atención el entrelazado y humeante techo de paja de centeno (Colmo) que hace también de chimenea, sobre formas ovaladas, circulares o elípticas con paredes de mampostería, que aprovechan el desnivel del terreno para el vertido de aguas residuales y como orientación adecuada hacia el sol. En su interior, una parte es para las personas, otra para los animales y una tercera para almacén de paja y otros productos. La cocina, bien provista de todo tipo de útiles y viandas diseminados por alacenas y colgados de las vigas, está integrada por la “lareira” con sus potes, los “escanos” y hasta un horno para cocer el pan. En la planta superior bajo la techumbre, los dormitorios, precisamente encima de la cuadra, para aprovechar el calor animal.

Otro singular ejemplo de arquitectura ancareña es el armonioso pueblo de Donís. De camino hacia su emplazamiento nos topamos con hórreos, fuentes y pequeñas cascadas; también la iglesia de San Félix de planta poco habitual con columnas que sostienen la parte superior; puente romano, molino y sendero entre helechos y jaras nos acercan al núcleo de sus casas, con varias pallozas, y vertiginosas vistas de las vertientes montañosas.

 

Y además… en la ruta

– En Donís, en 1873, sus habitantes, hartos de pagar impuestos sin nada con lo que alimentarse, secuestraron al recaudador y se declararon República Independiente y Libre. Efímero episodio frustrado a las pocas horas por la Guardia Civil…

– Artesanía: aperos agrícolas y colchas tejidas en telares; zuecos, cestos, albardas…

– Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA Ancares).

Fuente: Deputación de Lugo