Monasterio de Os Picos... Ciudad monumental, Mondoñedo dispone de un gran patrimonio artístico entre el que figuran el Santuario de Os Remedios o el monasterio de Os Picos.
Dirección: Mondoñedo, Lugo

Os Picos

Las excelencias gastronómicas de Mondoñedo vienen avaladas por los productos naturales de sus propios cultivos y por un buen número de establecimientos de hostelería de dilatada experiencia. Así y todo, la antigua Valoria, luego Vallibria o Val de Brea, y en 1156 “ciudad” de Mondoñedo, fundada por Alfonso VII, tiene a gala desde hace generaciones exhibir como producto estrella de sus artes culinarias la universalmente reconocida “tarta de Mondoñedo”. Si nos acercamos a alguno de sus centros de elaboración y presenciamos su proceso, comprobaremos que los ingredientes consisten en masa de hojaldre; bizcocho para tartas; almíbar; 200 gr. de cabello de ángel; otro tanto de almendra cruda molida; 300 gr. de azúcar, un vaso de agua y cerezas e higos confitados. La esencia consiste en mezclar adecuadamente cada capa, introducirla en el horno por espacio de unos treinta minutos a doscientos grados y una vez dorado el hojaldre, que alcance una altura media de cuatro ctms. Pero no nos engañemos, la mezcla de sabores dulces, gelatinosos y crujientes que se experimenta al catarla, solo la alcanzan los maestros reposteros mindonienses curtidos en la sabia receta heredada por tradición de sus antepasados.

Y del sentido del gusto a la recreación visual. Paseando por sus estrechas y empedradas calles medievales nos acercamos al Parque de la Alameda, un amplio espacio verde con longevos y robustos árboles, colindante con el Hospital de San Pablo, que como inequívoca peculiaridad está la de ser una de las alamedas más antiguas de España. En sentido de la marcha de pronto nos toparemos con la fachada del Santuario de Nuestra Señora de Os Remedios cuyos orígenes se remontan al año 1558, fecha en la que se edifica en ese mismo lugar una ermita y albergue para peregrinos. El estado ruinoso en que se encontraba en 1643 hizo necesaria una obra de restauración a instancias del Obispo Sarmiento en 1733. Nada más entrar, en su flanco izquierdo se encuentra el sepulcro del Obispo benefactor, y entre sus siete retablos destaca el principal en el ábside que, de estilo barroco y decorado por Antonio Amoedo y Troncoso alberga la imagen de la patrona de la ciudad.

Siguiendo los restos de las columnatas de un viacrucis ladera arriba de la montaña opuesta al asentamiento mindoniense, llegamos al Monasterio de Os Picos, o convento de San Martiño de Vilalourente. Conforme referencia documental, su primera fábrica es de 1348, y tras una profunda remodelación en el XVIII, se reedificó el campanario corriendo a cargo del obispo Muñoz y Salcedo la restauración del retablo mayor. Perteneció a la congregación franciscana y sirvió de hospedería para atención de los peregrinos.

Antes de abandonar tierras mindonienses, un último vistazo desde el alto de O Mirador. Contemplaremos una panorámica del “Val de Brea”, entre los picos de Padornelo y Pena da Roca, con la histórica y episcopal ciudad de Mondoñedo en el centro. Perspectiva evocadora que resume la multiplicidad de referencias que definen este privilegiado entorno.

Y además… en Mondoñedo:

– Ruta Pardo de Cela; Camino de la Costa a Santiago desde Lindín hasta Ponte do Pasatempo; Valle de Viloalle…

– Palacio del Buen Aire (Masma); Convento de la Concepción (1656); Consistorio Viejo (s. XVI).

– Mercado de ganado coincidiendo con las fiestas de As San Lucas; Sábados de Vagar, en agosto.

– Gastronomía: Pulpo á Feira, en As San Lucas.

– Los orígenes de esta ciudad se remontan a la Edad de Bronce, época de la que todavía se conservan huellas como los dólmenes en Montedarca, los petroglifos en Viloalle y un curioso monumento llamado Pena do Unto en el Coto da Recadeira. Existen también grande cantidad de castros dispersos por todo el municipio. Toda la ciudad está considerada Monumento Artístico.

Fuente: Deputación de Lugo